Escribe acá para buscar

Simone Biles, Naomi Osaka y otros deportistas que dan poderosas lecciones sobre salud mental

La salud mental es para muchos la más importante y de la que debemos estar sumamente pendientes para poder disfrutar de una vida plena. Exactamente eso fue lo que hizo Simone Biles en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 viendo que las cosas no le estaban saliendo bien, decidió no perjudicar a su equipo y se retiró de la competencia.

Lo cierto es que luego de ganar cuatro medallas de oro en Río 2016, crear un estilo único y saltos que llevan su propio nombre, la gimnasta estadounidense se convirtió en una de las atletas más importantes de su país. Para muchos ya era la GOAT (el mejor de todos los tiempos, en inglés) de la gimnasia.

Salud_Mental
Simone Biles – Cortesía: Marca

Ella misma lo dijo: “no aguanto la presión”. Por obligación externa Biles debía ganar y ser perfecta. Si, perfecta. Como ella hay muchos atletas que sufren de la misma exigencia a través de medios de comunicación y la agobiante de todas en los últimos años: las redes sociales, algo que han manifestado otros de la élite al igual que ella.

Naomi Osaka: “está bien no estar bien”

Una de las deportistas más importantes del mundo, Naomi Osaka, ganadora de dos Grand Slam, no pudo continuar este año compitiendo el Roland Garros. Se retiró luego de haber ganado su primer juego para preservar su “salud mental”. En un principio dijo que no iba a estar presente en las ruedas de prensa y al no hacerlo fue multada con 15.000 dólares.

Luego en sus redes sociales dijo que “aunque la prensa del tenis siempre ha sido amable conmigo (y quiero disculparme especialmente con todos los periodistas geniales a los que puedo haber lastimado), no soy una oradora pública por naturaleza y siento grandes oleadas de ansiedad antes de hablar con los medios de comunicación del mundo”.

La japonesa que quedó eliminada en los Juegos Olímpicos que se disputan en su país es uno de los casos más recientes pero el numero uno bajo el agua es otra de las estrellas que también han sufrido de depresión y ansiedad.

Michael Phelps

“El Tiburón” reconoció que tuvo una fuerte depresión después de cada uno de los Juegos en los que participó, incluso en 2012 pasó varios días encerrado en una habitación siendo este el cuadro depresivo más grave que presentó. El pensar de muchas personas podría ser “si es tan exitoso y tiene tanto dinero ¿de que podrían sufrir?”, pues resulta que también son seres humanos, no son objetos inanimados que no sienten nada. Igual que todos siente miedo, estrés, frustración.

Salud Mental
Michael Phelps – Cortesía: As

Noah Lyles

El velocista Noah Lyles, ganador de dos oros mundiales en las pruebas de 200 metros y 4×100 metros, anunció en 2020 a través de sus redes sociales que empezó a tomar antidepresivos para combatir los periodos de depresión que ha atravesado durante su carrera.

Actualmente compite en Tokio 2020 y en una entrevista para The Time dijo: “he dejado los antidepresivos, necesito tener chispa para dar lo mejor de mí en los Juegos Olímpicos”, justo después de que Simone Biles se retirara de la máxima justa. Para Lyles las cosas fueron mejorando poco a poco: “primero tomé media pastilla al día, luego cada dos días y finalmente dejé de tomar”.

Kevin Love afectado gravemente por su salud mental

En el mejor baloncesto del mundo, precisamente en los Cleveland Cavaliers, está Kevin Love quien ha tenido hasta pensamientos suicidas. Participó en una entrevista en el programa In Depth with Graham Bensinger y afirmó que “el futuro empezó a dejar de tener sentido. Y cuando pierdes la esperanza, lo único en lo que puedes pensar es, ‘¿cómo puedo hacer que este dolor desaparezca?’. No creo que tenga que decir mucho más que eso”.

Era prácticamente un infierno lo que vivía el ala-pívot. “Cuando llegas a ese punto y día tras día es igual, los pensamientos suicidas entran en juego. Y comienzas a planificarlo y cuál sería la ruta que tomarías. Fueron momentos realmente aterradores en mi vida”.

Salud Mental
Kevia Love – Cortesía: Antaranews

La salud mental no puede pasar por debajo de la mesa

Varios psicólogos apuntan que los deportistas tienen dos grandes miedos. El primero es que tienen muy poco tiempo para cumplir objetivos y expectativas (internas y externas). Por ejemplo, un ingeniero, médico o profesor puede durar hasta los 70 años ejerciendo pero un deportista debe lograr el éxito en un período muchísimo más corto.

Lo segundo es el que harán luego que se retiren. Han luchado por sueño durante toda su vida consiguiendo el éxito “¿y luego qué? ¿Qué hago?”. Queda una especie de vacío del que no es fácil salir (para algunos) y es allí donde la salud mental se corrompe si no tiene su debido seguimiento.

Estos son los casos más grandes y los que han salido a luz pública, pero podrían seguir apareciendo cada vez más atletas que sufren de depresión, ansiedad o algún desorden mental. Lo mínimo que podría pasar sería que su nivel bajase considerablemente y máximo que alguno de ellos termine con su vida. La salud mental no puede pasar por debajo de la mesa

También puedes leer: Julio Mayora, en la historia del deporte venezolano: primera medalla en Tokio

Etiquetas

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *