Escribe acá para buscar

Estudios, sacrificio y pasión hizo a Nazaret Barboza merecedora de ser una de las tres mujeres en Venezuela con el grado de Gran Maestra Cinturón Negro VII Dan en taekwondo y la única dama en el estado Zulia en poseerlo.

A eso hay que añadirle las múltiples medallas a nivel nacional e internacional, no solo como atleta de alto rendimiento, sino como entrenadora.

Recuerda haber visto una serie de televisión que la inspiró y de ahí nació la interés por la autodefensa. “Quería hacer esas patadas voladoras”, dijo Nazaret recordando sus inicios.

Nazaret Barboza: “escuchar cuando un maestro habla es señal de respeto” @barbozavalladares

A los 11 años llegó a su primera clase en la escuela Guarandó, quedó tan sorprendida ese día que desde allí ya se visualizaba lejos, augurando que sería parte de la selección nacional. A los dos meses ya estaba compitiendo profesionalmente, siendo selección infantil durante cuatro años.

El apoyo de su familia y sobre todo de su hermano, Ricardo, siempre fue fundamental para su carrera. “Aunque a mi mama no le agradaba la idea de que me estuvieran golpeado”, afirmó entre risas.

Nazaret llegaba dos horas antes para entrenar pues su meta era ser la mejor. Y lo consiguió ya que lograba continuamente estar entre los tres primeros lugares en competencias juveniles.

El taekwondo venezolano brilló con Nazaret

Barboza se llena de nostalgia y felicidad de tan solo revivir el día en el que ganó su primera medalla en un campeonato nacional a los 18 años.

“Parece mentira pero a esta fecha aún se me eriza la piel, toda mi familia me decía “lo lograste, lo lograste”, lo había logrado”, expresó la actual coordinadora de las artes marciales en San Francisco, estado Zulia.

Sintió que no había comparación alguna hasta que participó a nivel internacional. La exigencia era aún mayor y su preparación debía serlo también.

Destacó con medallas de oro en el Campeonato Nacional Adulto Femenino  en cuatro ocasiones, plata en los Juegos Juveniles Barcelona 1990 y fue selección del estado Zulia por más de 13 años consecutivos

Desde ese momento, pasaron seis años para que colgara en su cuello una presea de oro internacional, precisamente en el Open de Boca Ratón, Florida, Miami.

“Escuchar el himno fuera de tu país, es una gran emoción, las lágrimas fluyen solas, te das cuenta que valió la pena todo el esfuerzo. Sacrificar, viajes, salidas con amigos, dietas y el trabajo duró”, expresó.

Y de allí siguieron los primeros lugares fuera de Venezuela, destacando con cinco preseas doradas en la Contienda Internacional realizada en Colombia.

taekwondo venezolano
Selección Nacional de 1987

Retos tras retos

Su vida siempre ha estado rodeada del deporte, sin embargo ha alcanzado otros títulos que no son precisamente relacionados con su disciplina.

La atleta es egresada de la Universidad del Zulia con licenciaturas en Educación y Administración. “Siempre les digo a mis muchachos que estudien, si se convierten en una gloria del deporte, bien, ¿y luego? Si quieren ser entrenadores o árbitros también se deben instruir y prepararse”.

A la edad de 52 años puede presumir de ser la única mujer del estado Zulia en tener el rango de Gran Maestra Cinturón Negro VII  Dan.

“Esto es algo que no se logra de la noche a la mañana, fue toda una vida. Mucha preparación en la que integras, cuerpo, alma, espíritu, es un todo, una completa de formación, me llena de orgullo ser la única en el Zulia”.

Jamás se imaginó que cuando llegó a los 11 años a su primera práctica iba obtener tal grado, solo soñaba con ser una gran atleta profesional y competir.

taekwondo venezolano
Nazaret Barboza, única zuliana Gran Maestra Cinturon Negro VII Dan

Nazaret forma campeones para la vida con la ayuda de taekwondo

Considerando la constancia y la disciplina como principio fundamental del éxito, en el año 1987 creó la Fundación Rinaza junto con su hermano en la cual han aportado un gran número de competidores a selecciones regionales y nacionales.

Aunque para ella lo más importante es “formar campeones para la vida, más que máquinas de lanzar patadas. Si llegan a ser un atletas de alto rendimiento, excelente, pero nuestra misión es formar personas de bien para la sociedad”.

La ex entrenadora de la Selección Nacional en las Olimpiadas Cubana sigue trabajando en nuevos proyectos. El Salón de la fama y el Museo del taekwondo del municipio San Francisco son parte de ello.

“Pónganse metas, todo se puede lograr, pero el éxito se consigue cuando trabajas por ello, no bajen los brazos. Está bien caer a veces, pero siempre te debes levantar”, culminó.

También puedes leer: Nadando a ‘Tokio 2020+1’ por un sueño: la historia de los tritones venezolanos

Etiquetas

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *