Escribe acá para buscar

Top 5 mejores momentos de las Finales de la NBA hasta ahora

Las Finales de la NBA están al rojo vivo al llegar al juego cinco, que se llevará a cabo el próximo 17 de julio, con dos ganados para cada equipo, por lo que no cabe duda de que lo mejor está por venir y que en lo que queda de serie veremos a las mejores versiones de los Milwaukee Bucks y los Phoenix Suns para llevarse el tan ansiado anillo.

El juego 5 será el sábado 17 a las 7 PM ET.- @NBA

Hasta ahora han sido encuentros llenos de tensión y emoción donde por momentos cada uno de los equipos ha dominado, con unos Milwaukee Bucks que han sabido levantarse en casa luego de que en los dos primeros partidos cayeran ante los Suns en el Talking Stick Resort Arena de Arizona.

Un Chris Paul inspirado en su primer partido en finales

Un inspirado Chris Paul tuvo una noche brillante en la que fue su primera victoria en las Finales de la NBA tras 16 temporadas en la liga, en un duelo mágico para él, donde se sacó la espina de nunca haber podido clasificarse a esta instancia.

Paul ayudó a su equipo con 32 puntos, 9 asistencias y 4 rebotes en 37 minutos en un juego que los Suns terminaron ganando 118 a 105. Un partido de ensueño para la estrella que hasta ahora siempre se había quedado cerca, pero por razones del destino nunca había podido estar en un equipo que fuera finalista.

Lo de Paul fue una verdadera clase de cómo dirigir un partido, llevando a los Suns por delante durante todo el encuentro impulsando con su liderazgo, sabiduría y lectura de juego ante una defensa de los Bucks que no tuvo la mejor estrategia para frenar a la poderosa ofensiva dirigida por el 11 veces All-Star y el joven Devin Booker.

Un “Greek Freak” imparable, pero sin compañía

Los Suns repitieron para el juego número dos y se volvieron a llevar la victoria de locales, esta vez por un marcador de 118 a 108, pero no cabe duda de que la historia del segundo partido fue la brillante actuación del dos veces MVP de la NBA, Giannis Antetokounmpo.

Giannis está en sus primeras finales luego de siete temporadas en la liga donde sin duda en los últimos años ha puesto su nombre en los libros de historia como uno de los jugadores más dominantes. Pero si algo se le había recriminado siempre a la bestia griega es su baja actuación en los playoffs.

En esta ocasión Giannis mostró de lo que es capaz anotando 42 puntos 12 rebotes y 4 asistencias en 40 minutos de juego donde dejó todo lo que tenía sobre la cancha, pero aun así no fue suficiente para llevarse la victoria.

La clave estuvo en que la respuesta de los compañeros del griego fue nula, sumando entre los otros cuatro titulares una paupérrima cifra de solo 43 puntos, tan solo uno más que Giannis por sí solo.

Unos Suns históricos desde larga distancia

Los Suns salieron en este segundo partido a buscar sangre desde larga distancia, la escuadra de Arizona sumó un total de 20 tiros de 3 puntos en el partido para igualar la segunda mejor marca en la historia de las Finales de la NBA, a tan solo 4 triples de la impuesta por los Cleveland Cavaliers de 2017, según informa Mundo Deportivo

El equipo dirigido por Monty Williams fue acarreado ofensivamente por un “endemoniado” Devin Booker quien anotó 31 puntos y encestó siete desde larga distancia demostrando de lo que es capaz cuando está en racha.

Ajustes de unos Bucks que consiguieron despertar en casa

El juego tres de las finales significó el despertar de un equipo de los Milwaukee Bucks que hasta entonces parecían que se irían de las finales sin haber competido ni siquiera. En un partido que dominaron desde el segundo cuarto en su estadio, el Fiserv Forum ante su público que celebraba ante gritos de “Bucks in six” (Bucks en 6 juegos) el renacer de su equipo.

Dirigidos ofensivamente hablando por un histórico Giannis Antetokounmpo que con 41 puntos y 13 rebotes se convirtió en tan solo el segundo jugador en la historia de las Finales de la NBA en tener encuentros consecutivos con doble-doble. Sin dudas el “Greek Freak” no tuvo competición sobre la cancha.

Por otro lado, los Bucks consiguieron llevarse el partido 120-100, frenando en seco a la ofensiva de los Suns con buena defensa, buen movimiento de balón y una ofensiva basada en contragolpes para aprovechar el portento físico de Giannis quien esta vez sí contó con apoyo ofensivo de sus compañeros.

La caída de Chris Paul

El cuarto juego fue sin duda la mayor guerra vivida hasta ahora en las Finales de la NBA, con ambos equipos con objetivos claros. Unos Suns que buscaban levantarse tras haber perdido en el juego tres y poner en jaque a los Bucks, que por su parte iban con todo para igualar la serie y alargarla a por lo menos dos partidos más.

El partido estuvo cerrado durante todo el encuentro hasta los últimos minutos cuando sucedieron dos jugadas que sin duda marcarán un antes y un después en la serie; un voluptuoso tapón de Giannis Antetokounmpo a DeAndre Ayton en una posesión que significaba el empate y un resbalón de Chris Paul en un ataque clave que terminó en perdida de balón.

Dos jugadas clave que combinadas con la excelsa actuación de Khris Middleton quien anotó 40 puntos, llevarían a los Bucks a vencer a unos Suns que fueron liderados por Devin Booker y sus 42 puntos. En un partido que con marcador de 109-103 que sin duda demostró que queda mucha serie por delante aún.

También te podría interesar: Se busca Balón de Oro: Jugadores que se perfilan para ganar el premio este 2021

Etiquetas

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *